Becarios

La educación nos hace semejantes

Victoria Gómez, CCA Prom’02 – Directora Ejecutiva de FOBECA

 

Según datos del Banco Mundial, el gasto público de Nicaragua en educación secundaria es el más bajo de la región. Está desalentadora realidad fue lo que motivó la creación del Fondo de Becas de Ex-alumnos del Colegio Centro América – FOBECA. Se trata de una Fundación sin fines de lucro, autónoma, apartidaria, de interés social y financiada con recursos privados. FOBECA tiene como propósito premiar la excelencia académica de jóvenes de escasos recursos, proveniente de colegios públicos o subvencionados, y brindarles la oportunidad de realizar sus estudios de secundaria en uno de los mejores colegios privados del país: el Colegio Centro América.

La fundación nació en julio del 2004 como una iniciativa de un grupo de ex-alumnos empresarios exitosos. El sentido y filosofía de Fobeca bien se resume en las palabras de don Duilio Baltodano q.e.p.d. (Reporte Anual FOBECA, 2020), quien en vida fuera uno de sus principales promotores y donantes:

«A través de la educación no sólo se otorgan oportunidades de crecimiento y mejora a la niñez y juventud del país, sino también se promueve el avance de un desarrollo económico sostenible, se apoya la creación de mejores empleos y se promueve la paz social».

 

Cobertura

Las becas de FOBECA son integrales: cubren el costo de la colegiatura del Colegio Centro América más clases de computación, natación, el transporte escolar, clases sabatinas de inglés y hasta asistencia dental para todos los becarios. Es decir, que el gasto promedio por cada becario oscila entre los 260 – 300 dólares mensuales.

¿Cómo colaborar?

Para apoyar a FOBECA no hace falta más que voluntad. Los donantes pueden hacerlo vía débito automático desde tan sólo $5 dólares al mes. También existen las becas por promoción que consisten en que varios miembros de una promoción se organizan para cubrir los costos mensuales de un estudiante, por ejemplo. Los ex-alumnos también pueden donar por medio de sus empresas o servicios profesionales y quienes quieran apadrinar o amadrinar a un becario no hace falta mas que donar su tiempo y cariño.

Requisitos

Para aplicar a las becas, los postulantes  deben de llenar los siguientes requisitos:

  • Cursar 6to grado de primaria al momento de solicitar la beca
  • Provenir de una escuela pública o subvencionada
  • Demostrar excelencia académica en los últimos dos años de educación primaria; es decir, promedio de notas arriba de 90 puntos.
  • Aprobar los exámenes de admisión del Colegio Centro América

Legado

Al día de hoy,  después de 17 años, FOBECA ha otorgado becas a mas de 80 jóvenes de escasos recursos. La gran mayoría de ellos -una vez bachillerados- han tenido la posibilidad de continuar su educación universitaria tanto dentro como fuera del país, en países como China Taiwán, Canadá, Costa Rica y Guatemala. Muchos de estos ex-becarios hoy son Ingenieros, Médicos, Odontólogos, Administradores de Empresa, Abogados, Economistas, Diseñadores Gráficos, Arquitectos, etc., y varios otros están a las puertas de su graduación universitaria.

En las palabras del presidente de Fobeca, José Antonio Baltodano:

«Estamos cambiando la vida de jóvenes valiosos que no tienen los recursos suficientes para estudiar en el mismo colegio al que fuimos nosotros. Es una gran suerte que todos los que hoy somos ex-alumnos compartamos una educación que nos hace semejantes».

Read more

Asamblea General Ordinaria 2021

Algunos de nuestros miembros de Junta Directiva 2020 – 2022

El pasado 24 de marzo a las cinco y media de la tarde, celebramos junto a miembros fundadores, miembros de junta directiva, algunos ex alumnos y padres de familia nuestra Asamblea General Ordinaria 2021. La actividad se llevó a cabo en la sala de proyecciones de séptimo grado del Colegio Centro América, respetando todas las medidas de bioseguridad y distanciamiento social requeridas en estos tiempos de COVID-19.

 

Reporte Financiero 

El Sr. Alberto Lanuza, hasta entonces tesorero de Fobeca, presentó el Informe Financiero de la Fundación del 1 de enero al 31 de Diciembre del 2020. El informe financiero del año fiscal 2020 refleja un total de ingresos por donaciones de $ 73,150 y un total de egresos de $ 80,784 de los cuales el $ 56,237 corresponden a la inversión en educación de los becarios y $24,547 corresponden a gastos administrativos varios de la Fundación. Explicó que si bien los cambios en activos netos del 2018, 2019 y 2020, presentan un pequeño margen negativo entre ingresos y egresos, Fobeca esta cerca de alcanzar el punto de equilibrio.

 

 

Becas acumuladas

En su intervención, el presidente de Fobeca Sr. José Antonio Baltodano, mencionó que en sus diecisiete años de existencia, Fobeca ha logrado acumular un total de 80 estudiantes que han sido beneficiados con el programa de becas a secundaria en el Colegio Centro América. Un total de 11 nuevos becarios fueron elegidos para iniciar sus estudios en el CCA este 2021, sumando un total de 41 becarios activos, actualmente.

 

Promedio Académico 2020

Asimismo, el Sr. Baltodano presentó el cuadro de calificaciones comparativo entre el promedio global de los estudiantes de secundaria en el CCA en el año 2020, de 89.7%; versus el promedio global de los becarios de Fobeca el mismo año, siendo de 94.8%.

 

Palabras de agradecimiento de ex becario Kevin Salinas

Kevin Salinas ingresó en el 2012 al Colegio Centro América como becario Fobeca. Había estudiado la primaria en el colegio Experimental México de Managua. Actualmente, Kevin está realizando sus pasantías en GECONSA (Gerencia de Construcciones, S.A) y finalizando su último semestre de Ingeniería Civil en la Universidad Americana UAM.

 

Elección de Nueva Junta Directiva 2020-2022

Finalmente se votó y eligió a la nueva Junta Directiva de Fobeca quedando de la siguiente manera: 

Presidente
• José Antonio Baltodano Cabrera

Vicepresidenta
• Claudia Neira Bermúdez

Tesorera
• Elaine Miranda

Secretario
• Juan Ignacio Martínez

Directores Suplentes

• Theodulo Báez • María Nelly Rivas • Rossana Baumeister • Carlos Fernando Chamorro • P. Iñaki Zubizarreta s.j. • Roberto Porta • Samuel Zepeda Genie • Xavier Largaespada • Nidia Báez.

Vocales
• Padre Silvio Avilez s.J. (rector del CCA)
• Gerardo José Baltodano González
• Jaime Montealegre
• Winston Lacayo Vargas
• Arlen Vallecillo Vega

Fiscales
• César Delgadillo
• Adolfo Chamorro Téfel

Read more

Una familia CCA gracias a Fobeca

José Mariano junto a su madre Marian

Marian Maradiaga es, probablemente, una de las madres de familia de Fobeca que más involucrada ha estado en todas las áreas de la formación integral que recibió su hijo José Mariano durante sus estudios en la secundaria del Colegio Centro América. En esta entrevista, ella comparte con agradecimiento y orgullo su vivencia.  

Los costos del CCA valen cada centavo

Para nosotros fue una bendición porque recuerdo que José Mariano había ido al CCA durante un año que hubo unas competencias a nivel de colegios y él me dijo:
–Mamá, ese colegio me gusta, es bonito, es grande–.
Entonces nosotros nos dimos cuenta de la convocatoria a las becas Fobeca, investigamos por internet y le dijimos:
–Bueno, si querés aplicar hacelo porque es la  única forma de que podás entrar–.
Todos conocemos los costos del colegio, que vale cada centavo, quiero aclarar, pero no estaba en nuestras posibilidades pagar esa mensualidad.

Fue una bendición también porque él [José Mariano] se esforzó. No sólo fue el empuje que nosotros como padres tuvimos en apoyarlo y que aplicara, sino que él se esforzó. Para nosotros los becados, y para muchas personas, el Colegio Centro América es uno de los mejores colegios de este país, porque de una forma integral va educando a nuestros hijos. Lo mejor para mí es que los hace pensantes. Son muchachos que pueden dar mucho, les enseñan a desarrollar y conocer las capacidades que ni ellos sabían que tenían.

Magis es una palabra latina típica de la espiritualidad Ignaciana que significa «más». Es decir, dar el máximo en todas las acciones que realizamos. En 2019 José Mariano fue seleccionado para ir al Campamento Magis en Panamá, junto a un grupo de estudiantes destacados en temas como liderazgo, creatividad, espiritualidad, pasión, etc. 

Al bachillerarse en 2020 recibió la medalla al mérito por haber obtenido excelencia académica durante los cinco años de secundaria en el CCA.

 

“Nosotros hoy, con mucho orgullo, podemos decir que nuestro hijo fue uno de los mejores bachilleres y está completamente listo para cualquier universidad”.

Mensaje a los donantes

Una familia CCA gracias a Fobeca

Su segundo hijo, Andrés, también estudia la secundaria en el CCA, cursa 8vo grado. Aunque aplicó, no logró clasificar para las becas de Fobeca. Sin embargo, consiguieron fondos privados por fuera que posibilitan sus estudios. La experiencia del hermano mayor, cabe resaltar, fue su principal elemento motivador.

Su tercer hijo, Enmanuel, sí logró ingresar a 7mo grado al igual que José Mariano, por medio de Fobeca. Su examen de admisión ha sido de los mejores resultados obtenidos.

“Hemos tenido la dicha de tener hijos bien aplicados que les gusta el estudio, mantener buenos promedios. Esto no necesariamente es algo que los niños lo traen. Tiene mucho que ver el acompañamiento que nosotros como padres les damos. Incentivarlos a que descubran en lo que son buenos”.

Enmanuel estaba un poco temeroso de que le sucediera lo mismo que a su hermano Andrés, pero le dije:
No te podes adelantar a los hechos, tenes que intentarlo y lo vas a lograr–. Gracias a Dios quedó y se nos otorgó media beca por parte de Fobeca. Para nosotros es una gran ayuda, él está feliz con el colegio. –Y es que el colegio es bellísimo–, dice con emoción. Cuenta que el mismo Enmanuel puso en un post: –Si pude con la admisión al CCA, puedo con todo–, ríe.

Para nosotros, los que no podemos pagar la totalidad de la colegiatura, no se trata sólo de la infraestructura y la reputación del CCA.  Hay tantas referencias, y cuando ya estás adentro te das cuenta de que lo que comentan fuera se queda corto a lo que en realidad preparan a los muchachos. José Mariano era súper tímido y ahora da gusto verlo como se desenvuelve.

Enseñar con el ejemplo

A mí en lo particular –dice Marian–  me encanta participar en todo. Me encanta apoyar porque el apoyo no es sólo monetario, es de tiempo, de ideas. En mi primera experiencia con José Mariano participé en juntas directivas e hicimos muchas cosas. Considero que aunque nuestros hijos sean aplicados nosotros estamos ahí detrás porque creo que con el ejemplo es que uno logra enseñarle más a los hijos. Yo siempre les he dicho a los tres: –¿cuántos niños quisieran tener una beca como la que ustedes tienen?, y no pudieron; entonces las oportunidades hay que aprovecharlas–.

“Estamos muy agradecidos con Fobeca por habernos dado la oportunidad de que los muchachos fueran parte de ella”.

Un padrino extraordinario

¡Uy! Estamos súper agradecidos, ¡el mejor padrino del mundo! Samuel Zepeda tiene un corazón gigante. Él platicaba bastante con José Mariano, intercambiaban mensajes, llamadas. Él lo apoyó bastante, le regaló su computadora, le patrocinó cursos de alemán en la UCA. Le dio la oportunidad a mi hijo de tenerlo como pasante en su empresa Zegesa durante un mes y lo puso a hacer de todo. Aprendió sobre ventas, a hacer cotizaciones, tantas cosas que desconocía. Samuel es un hombre tan profesional y tiene un corazón de oro. Le contaba a José Mariano su historia, cómo inició su negocio. Es un visionario y un gran trabajador. Él es un buen ejemplo de padrino.

 

Read more

Ser madrina es una invitación a servir

Sirama Juárez, comunicadora social de profesión, funge como Gerente de Circulación y Ventas del diario La Prensa. Emprendedora, es cofundadora de la empresa de Investigación de Mercados ‘SISA’. Esta ex alumna del Colegio Centro América, es madre y esposa además de una profesional exitosa. Pese a sus múltiples roles, no dudó en hacer tiempo para aceptar ser madrina de una becaria de Fobeca allá por el año 2015. En esta entrevista ella nos cuenta su experiencia como madrina de Mélida Zelaya.

¿Cómo ha sido tu experiencia como madrina de Fobeca?

Quiero comenzar agradeciendo tu aceptación a mi propuesta de darle a los becarios de Fobeca una charla sobre Inteligencia Emocional. Siempre he considerado que en los colegios de Nicaragua debería haber una clase que aborde estos temas que son tan importantes. Te quiero contar que al finalizar dicha charla una de las chicas se me acercó y me dijo: “gracias”.

Luego, recuerdo que nos tomaste una foto grupal y justo esa chica se ubicó al lado mío. Después vos me propusiste ser madrina de Fobeca y, para mi sorpresa al decirte que sí, mi ahijada resultó ser Mélida, la misma niña que se me había acercado para agradecerme. Desde entonces se produjo un profundo clic entre ella y yo. Creo que justo en ese momento empezó mi madrinazgo. Este rol me lo tomé bien a pecho. Conocí a su familia y todos ellos se hicieron parte de la mía. Ellos también me adoptaron. Yo me siento parte de la familia de Mélida así que no sólo gané una ahijada maravillosa, sino que gané el cariño de toda una familia.

Entonces, ser madrina de Fobeca implica donar parte de tu tiempo, de tu cariño, de tus ganas de servir. Pero, en recompensa uno recibe mucho más a cambio. No puedo explicarte el enorme agradecimiento que tengo por haberme propuesto ser madrina de Fobeca. Por eso este año no dudé en aceptar nuevamente el reto de un nuevo madrinazgo.

 

 

¿Mantenés aún comunicación con Mélida?

¡Sí, claro que sí! Ella ahora estudia medicina, cursa ya su segundo año en el Hospital Escuela Militar. Como en mi familia no hay médicos es una gran emoción saber que ella, mi ahijada, será mi primer pariente doctora.

El año pasado lamentablemente falleció doña Maritza -la mamá de Mélida- producto de cáncer de colon. Esta pérdida ha sido un duro golpe para todos. Sin embargo, este padecimiento de su madre fue lo que la motivó a estudiar medicina y justamente quiere especializarse en oncología.

Los 15 años de Mélida

Para los 15 años de mi querida ahijada, que celebramos el 30 de septiembre del 2017, yo solicité ayuda a mis amistades, compañeros de trabajo, etc. Todos ellos se sumaron a ser por así decirlo: “madrina del pastel”, “madrina del vestido”, “padrino de la música y el sonido”, “madrina de la decoración y de la mesa de dulces”, de esta manera fui involucrando a mi círculo en ese gesto de amor.

Estando en El Nuevo Diario conseguí que en la imprenta me regalaran la tarjeta de invitación que quedó preciosa. Es decir, impliqué a todo mi entorno y todos se sumaron a hacerle a Mélida una linda celebración.   

Ser madrina es un orgullo

Cuando Fobeca te comparte las notas académicas de tu ahijada (en mi caso), te da un gran orgullo ver sus logros. Cuando yo recibía sus calificaciones yo sentía que eran las de mi hija mayor, y ella siempre iba tan bien que me llenaba de emoción.

Yo tengo como filosofía de vida el servir. El “en todo amar y servir” que tanto nos inculcaron en el CCA. Cuando decidí ser madrina, esto fue un compromiso integral. Estas amadrinando a una familia entera, no sólo al becario. Ese intercambio de amistad, de amor, de compromiso, es recíproco. Uno cree que uno es quien va a dar amor, tiempo… pero uno termina recibiendo mucho más.

Yo nunca he sido donante monetaria de Fobeca, fui clara en ese sentido, que entonces no tenía los medios o las posibilidades, pero ser madrina o padrino es una gran forma de servir y contribuir. Recuerdo que cuando me invitaste a ser madrina, lo único que me solicitaste fue mi tiempo, y eso fue lo que di. 

«El tiempo vale muchísimo y uno debe estar dispuesto a darle tiempo a su ahijado. A servir con ese tiempo»

                                             

Read more